¿Cuáles son las vías de transmisión?

El VIH está presente en todos los fluidos tanto internos como externos de la persona infectada, pero solamente algunos de ellos tienen capacidad infectante. Para que se produzca infección se necesita una cantidad mínima de virus o "cantidad lindar". Es decir, solamente algunos de estos fluidos tienen esta cantidad suficiente o están por encima del "umbral", necesario para producir la infección. Por debajo de este "umbral", el organismo consigue liberarse del virus.

  • Vía sanguínea: El hecho de compartir agujas u otros instrumentos que tienen contacto directo con la sangre de una persona infectada, como en el uso de drogas inyectadas, comporta un riesgo elevado de infección: cuando se produce un pinchazo o corte con un objeto que haya sido contaminado recientemente con sangre de una persona infectada, este contacto puede suponer un riesgo de infección. Si estos objetos han sido desinfectados o esterilizados correctamente, no suponen ningún riesgo de infección.
  • Es recomendable no compartir objetos personales que puedan implicar un contacto con la sangre, como el cepillo de dientes, o las hojas de afeitar. Asimismo, utilizar sólo donaciones de sangre que hayan sido sometidas a pruebas para detectar VIH.
  • Las donaciones de órganos en el caso de los transplantes y de esperma en el de la inseminación artificial, también deben ser controlados. XXVía sexual: El semen y los fluidos vaginales son otros fluidos que transmiten la infección por el VIH. De las diferentes formas de relación sexual, no todas tienen el mismo riesgo:
  • La penetración anal o vaginal sin preservativo comporta un riesgo elevado de infección, tanto para quien realiza la penetración como para quien es penetrado/a.
  • En las relaciones orales con los órganos genitales el riesgo de infección existe si se mantiene en la boca o se traga semen o flujo vaginal, ya que si se tienen heridas en la mucosa de la boca o la faringe se puede producir una infección. Se ha de tener en cuenta que en la faringe, la garganta, hay una gran presencia de linfocitos, y es fácil que se produzca una infección.