¿El laicismo pretende ocupar el sitio de las religiones tradicionales?

No. El laicismo promueve valores seculares, es decir valores vinculados con la autoridad civil y no eclesiástica. No busca sustituir creencias ni imponer otras, sino separar los ámbitos de competencia de las creencias humanas, cualesquiera que éstas sean. El laicismo cree en la convivencia entre concepciones del mundo, sean éstas ultraterrenas, mundanas, o de cualquier otro tipo.